Aunque la Playstation original ya lleva unos añitos entre nosotros (más de 30!) el amor de muchos de sus fans sigue dandonos divertidas sorpresas .Será porque soy informático, pero el mundo de los exploits me llama mucho la atención; esa competición entre desarrolladores por dar sistemas seguros y estables y los hackers/modders por hacer cosas ‘no permitidas’ usando el más ínfimo despiste de los desarrolladores.

En esta ocasión se trata de un hack de software (léase: no requiere que se suelde ningún tipo de hardware en ningún lado) que permitiría ejecutar juegos copiados en todas las versiones de la PlayStation original excepto las primerísimas.

Presentado por Marcos Del Sol Vives este hack llama la atención porque para activarlo solo se requiere de una copia original del Tony Hawk’s Pro Skater 2, 3 o 4.

Amazon.com: Tony Hawk's Pro Skater 2: Unknown: Video Games
Totalmente tubular, tronco.

El hack utiliza un overflow del buffer cuando se está creando un nuevo Skater en cualquiera de estos 3 juegos. Un bufer overflow se da cuando se intentan escribir más datos en memoria de un ordenador/consola/sistema de los que permite el tamaño del contenedor de esos datos (buffer). En sistemas no protegidos todo lo que ‘rebosa’ (overflow) del tamaño máximo de ese buffer permite escribir en zonas de memoria que normalmente no estarían permitidas a un usuario. Si combinamos esto con conocimiento sobre que es lo que tenemos al lado de este buffer se puede modificar con total precisión el contenido de secciones de memoria de sistema de cualquier dispositivo.

La play original tenía un sistema que impedía que se ejecutaran copias de juegos que consistía en bloquear el lector de discos si se detectaban dichos discos (si no recuerdo mal esto se hacía porque al grabar los discos estos no tenían una firma digital de Sony o alguno de sus partners). Este hack permite desbloquear el lector, tras lo cual solo necesitas cambiar el disco del juego de skate por el juego copiado que te de la gana.

Marcos es TAN majo que no solo explica el hack, sino que ha dejado los ficheros necesarios para hacerlo. Y no es poca cosa, porque deja la puerta abierta a que se utilice para cargar no solo juegos copiados, sino herramientas varias y juegos indies, insuflando nueva vida en el homebrew de esta vieja consola. ¡Larga vida a la PS y a los hacks!