Hoy se ha hecho público el acuerdo de compra del estudio Codemasters por la distribuidora Take-Two. El acuerdo se ha cifrado en 980 millones de dólares y será el 4 de diciembre cuando Take-Two presente la oferta en firme o se retire. Por lo tanto, aún puede haber margen para la sorpresa. Dicha adquisición se haría efectiva durante el primer trimestre de 2021.

Recordemos que Take-Two tiene como principales compañías desarrolladoras 2K Games, especializada en entregas deportivas (NBA, NHL, PGA, WWE) y en otras series de juegos como Mafia o Borderlands. Por otro lado, Rockstar tiene a GTA y Red Dead Redemption como sus principales sagas (aunque sobre decirlo).

980 millones es mucho dinero, pero no les dará para comprar un dinosaurio.

De confirmarse esta compra, Take-Two conseguiría una cartera importante de franquicias de conducción. Por ejemplo, tenemos la franquicia de F1, lo que le daría pie para realizar su lanzamiento anual. Los aficionados a otros estilo de conducción contarían con Dirt, más centrada en el mundo del rally. Mientras que los que difrutan de los juegos de carreras en general tendrán Grid y Project Cars. Aunque también es verdad que menos F1 los demás títulos no son muy dados a entregas anuales.

Como opinión personal, creo que esta adquisición puede terminar de dar el plus de visibilidad al género de conducción en PC. También habrá que ver cómo gestiona tener en cartera dos franquicias similares como Grid y Project Cars. Tal vez una quede más centrada en conducción arcade y otra en simulación. Seguiremos informando, pero si mientras tanto Take-Two está interesada en comprar una páginas de noticias de videojuegos, somos todo oídos.